Los Domingos 


¡Feliz año nuevo! Voici la primera canción del año.

Se está volviendo una tradición mía escribir una canción para cada día de la semana, así por ejemplo tengo una canción para los jueves (http://luisfloresmusica.bandzoogle.com/podcast.cfm?feature=659422&postid=324352), otra para los sábados, (http://luisfloresmusica.bandzoogle.com/podcast.cfm?feature=659422&postid=388106) y ahora una para los domingos. Porque cada día de la semana tiene su propia esencia, los jueves son la última parte de la semana laboral, son el climax del estrés y el comienzo de la esperanza, los sábados uno puede estar crudo, o puede sentirse más solitario, y los domingos son para descansar, descansar del trabajo y de uno mismo, tal vez por eso son los días encomendados a Dios.

En la fortuna que tengo ahora de poder estar acompañado, y después de tantos domingos solitarios y ensimismados, sin mencionar la desgracia de haber tenido domingos donde tenía que trabajar, hubo un domingo hace poco que se volvió memorable, y lo memorable del domingo fue que entre lo simple y lo común ahí estaba ella. Habíamos pasado la primera parte de la mañana juntos. Bajamos a la tienda de la esquina a que ella comprara algunas cosas, había nieve en las calles, y hacía frio, yo debía irme a una junta y tenía que tomar el metro. Después de salir del mercadito nos detuvimos en la esquina de la cuadra y esperamos el verde para que yo pudiera atravesar la calle, ella no cruzaría conmigo pues iba en dirección contraria. Nos despedimos en el transcurso de las luces de tráfico, cuando nos separamos atravesando la avenida voltee a verla de pie en la esquina y se me ocurrió la última frase de esta canción.

Viajando en el metro estuve pensando en el resto de la melodía. Imagine la canción durante todo el día, cuando me senté a tocarla en la guitarra descubrí que , para variar, la canción me pedía más de lo que yo sé musicalmente. Tarde algunas semanas en terminarla, y otras semanas más en poder tocarla decentemente.

He aquí un homenaje a la musa, a su femineidad y a su belleza. Siempre he dicho que se ve más bella cuando no se maquilla.

Descarga el audio aquí
http://luisfloresmusica.com/media/mp3/Los-domingos.mp3




Frente a la ventana con la cortina abierta,
la ciudad ya tiene algunas horas despierta.

Cuando abrí los ojos, no estabas en la cama,
oí que cantabas caminando por la sala.

Cuando entraste al cuarto estabas medio desnuda,
Dijiste “buenos días” con tu sonrisa rubia.
Dejaste lo que hacías, te acostaste conmigo,
Que hermosa te ves 
Que hermosa te ves
Que hermosa te ves
los domingos.


Mientras nos bañamos,
platicabas nimiedades,
te reías, opinabas y decías tus verdades:

Que si perengano no tiene amigos de juerga,
que si fulanita es joven pero se ve más vieja.

Y yo contemplaba tu cuerpo mojado,
y enjabonaba tu espalda con mis manos.
¿Sabes cuánto tiempo esperé a estar contigo?

Que hermosa te ves
Que hermosa te ves
Que hermosa te ves
los domingos.

Leave a comment

Add comment